Sobre mí

Leer mientras escuchas el sonido del mar es pasión…

Pocas cosas me gustan más que un buen chocolate caliente, incluso en agosto. Quizás abrir un libro nuevo y oír el crujir de sus páginas, como si cada una se colocara en el sitio que le corresponde para poder explicar su historia. Y escribir… explicar historias que viven otras personas que forman también parte de mí. Mundos reales o imaginarios, historias de amor, aventuras o misterio. Todas caben en una cabecita loca que, quizás ahora de mayor, está encontrando su lugar en este mundo que no deja de sorprendernos cada día.

Quizás el mar está a la altura del chocolate caliente. Debe ser defecto de fábrica, el nombre seguro que tiene algo que ver, pero la verdad es que no concibo vivir alejada del mar. Me gusta calmado, tranquilo, cálido y transparente, cuando las olas me acunan. Pero me da pavor cuando está embravecido, cuando explota su genio y sólo tu fortaleza te permite enfrentarte a él sin saber si saldrás victoriosa. Un amanecer o un atardecer en el mar también son de mis favoritos. El poderío de la naturaleza que me hace sentir tan pequeña, como una mota de polvo que es visible solo al atravesar un halo de luz…

Mar Bayona

A %d blogueros les gusta esto: