La señal

Pido que me llegue una señal para saber que estoy haciendo lo correcto, que la única decisión que tomaré será la acertada.

Hace tiempo que pienso en hacerlo, pero siempre invento una excusa para posponerlo. Así que de hoy no pasa, aunque solo lo haré si recibo esa señal que espero.

¿Cómo me llegará? No lo sé, eso lo dejo a quien se encargue de hacernos llegar sus designios…

Quizás esa canción que ha comenzado a sonar en la radio y que me dice Do it, hazlo. ¿Es lo que espero?

Decido que sí, que ha llegado el momento. Me visto despacio y no olvido la camiseta de manga corta. Camino decidido a llegar cuanto antes a mi destino. Solo un pinchazo y todo estará hecho, un pinchazo que será el principio del fin.

—Señor Rodríguez, es el siguiente para la vacuna.

A %d blogueros les gusta esto: