Hoy es el día

Hoy es el día

Hoy es el día, el momento, la perfección. Mi piel desprende un suave aroma a lilas, a deseo y a espera finalizada. La alegría, los sueños y tú, todos a la vez. Me parece imposible.

Hoy es el día en el que acaban los miedos a no volver a verte, a seguir perdida en pensamientos dañinos, a seguir sin fuerza para subir esa montaña porque la cuesta arriba es demasiado pendiente para mis pies pequeños, descalzos y doloridos.

Por hoy es el día. El día del vestido nuevo de flores, de las sandalias cómodas, del cabello suelto al viento con suaves ondas que susurran el aroma a mar que llega junto a ti. Sí, es el día de sol, de esperanza, de imposibles alcanzados, de sueños cumplidos con los ojos abiertos. Es mi día, el perfecto, el que llevo esperando media vida, desde que partiste con un adiós entre lágrimas porque era inviable que te quedaras a mi lado, porque tu maldita responsabilidad era más grande que tus sentimientos. Media vida con los ojos entornados para intentar que no me deslumbre un haz de luz que me miente al decir que estás cerca mientras sé que te mantienes a milenios de distancia.

Hoy es el día de volver a rozar tus labios, de que mis manos encuentren el cobijo que dejaron al abandonar las tuyas, de que tu aroma se una a mi perfume para crear la mezcla perfecta, esa que solo podemos conseguir los dos juntos.

Hoy es el día en que la sonrisa regresa a mis labios y tus ojos vuelven a brillar con la felicidad guardada durante años.

Hoy es el día. Hoy es nuestro día.

2 respuestas a “Hoy es el día”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: