Mi lugar

He encontrado un lugar definitivo en el que guarecerme de la intemperie.

En su interior estoy a salvo del frío de la madrugada, del viento helado, de los miedos desbocados. Es cálido, agradable y me recibe con un abrazo acogedor.
Siempre planeé ese lugar, pero no sabía el momento en el que lo encontraría. Lo pensé perfecto, lleno de cosas bonitas: flores, libros, cuadros de colores intensos, sueños y estrellas repartidos por los rincones y almohadas mullidas para sentarme en ellas. Siempre almohadas mullidas ante una chimenea con el fuego encendido.

Sin embargo, ahora que lo he encontrado, me sorprende que no albergue nada material pero que desprenda la calidez que siempre he deseado.

Lo imaginé con paredes, techo y suelo. Por el contrario, se me ha rebelado redondito y lleno de luz blanca aunque sin ventanas.

Porque el lugar perfecto para guarecerme está alojado en mi interior, en el centro del pecho. Es justo ahí donde estoy a salvo de temores, amenazas y dolor. Donde consigo encontrarme y renacer fuerte y valiente, intensa de nuevo. Es ahí donde encuentro cuidándome a la niña que fui. Es ella la que siempre me recibe con una gran sonrisa, un abrazo intenso y un beso que me llena de luz renovada para decirme que no debo tener miedo, que todo saldrá bien.

Porque, por fin, he hallado mi espacio de paz, mi universo, mi ahora, mi yo.

3 respuestas a “Mi lugar”

  1. Nuestro interior puede ser un lugar mágico !!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Creo que si aprendemos a conocernos bien y a querernos bien, puede ser el mejor lugar para cobijarnos. Gracias siempre, Fran.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: