Sergio

Sergio jugando

Como cada tarde, Ana corta un pedazo de pan de barra recién horneada, crujiente, y lo unta con delicadeza de Nocilla, es la merienda preferida del pequeño Sergio.

Lo envuelve en papel de cocina, no le gusta utilizar papel de aluminio porque ha escuchado que es malo para el medio ambiente y piensa que la naturaleza ya tiene suficiente con soportar al ser humano y todas las agresiones que le provocamos.

Espera a que salgan los niños del colegio, le gusta verlos alborotados entre risas, gritos y algún llanto desconsolado signo del agotamiento infantil que se respira después de una intensa jornada escolar. Y después va al parque, una parada irrenunciable que sabe le supondrá un mínimo de una hora.

Allí observa con atención a los pequeños disfrutando de los toboganes. Alguna madre corre a socorrer a un niño de unos dos años que ha entrado en pánico al llegar a lo más alto y no se atreve a deslizarse mientras el resto hace cola en las escaleras.

Otros disfrutan en los columpios, subir y bajar casi en estado de ingravidez con el estómago revuelto y a velocidad constante. “Debe ser cosa de la física”, piensa Ana y sonríe.

Ante su mirada pasa otra madre que le hace cambiar el foco de atención. Va detrás de una niña rubia con dos coletas altas que ondean al viento como dos pequeños látigos alrededor de su cabecita dorada. La madre tiene un plátano en la mano y la niña huye de su merienda como si la estuviera amenazando, su risa es contagiosa.

Ese parque es el único lugar en el que Ana consigue ser feliz durante un instante. Puede ver la risa de Sergio reflejada en las caras de los niños, sus ojos llenos de vida de nuevo y la ilusión por alcanzar nuevas hazañas cuando logra escalar la pequeña pirámide de madera. Sergio sigue viviendo en cada uno de ellos, y Ana logra dibujar una tímida sonrisa bajo la dichosa mascarilla. Busca el bocadillo de Nocilla en su bolso, le da un mordisco y piensa que su pequeño tenía razón: es la mejor merienda.

Publicado por Aroma de letras

Aprendiz de escritora. Escribo para encontrar el aroma de cada letra, cada palabra. 📚Proyecto: Valiente de Elena 🌍 Barcelona Textos propios©️

3 comentarios sobre “Sergio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: